Show newer

Lloraras al venir al mundo
Pero yo te consolare
Y te cantare
Una canción
Y seré tu humilde servidor

Tendrá los brazos
de una bailarina
y su cuerpo
tan desnudo como el mar

Tú como yo
Has buscado desde niño ser feliz
Has tenido que llorar
Y también que decidir
Y luchar por vivir.

Hoy he cerrado mi ventana
y he pensado en ti,
quería recordarte esta mañana.
Te vi sentada en un sillón,
tomando tu café,
los niños correteando por la casa.

Estribillo
Una locura
que sólo floreció una primavera
que no pasó de ser una aventura
y el viento del verano marchitó
Una locura
que no dejó una huella en mi camino
que se quedó en el aire sin destino
y que al pasar el tiempo la borró

No se por qué,
cuando estoy solo
te recuerdo aÚn
será que el vino
excita la memoria.
Como bien sabes me casé,
ahora soy feliz,
los niños correteando por mi casa.
Pero ya ves,
no se por qué
hoy me acordé de ti
y quise imaginarte enamorada.

Quien es esa mujer de noche tibia
Y corazón de rosa deshojada
Quien es esa mujer que me sonríe
Llorándome su adiós
Me dicen que es la reina del cafetal

Eres la imagen del tiempo aquel
Que nunca volverá
Pero no estabas tú
Pero no estabas tú

Cuantas veces la luna
Se ha posado en mi frente
Cuantas gotas de lluvia
Han mojado mis manos
Cuantas noches vacías
Cuantos cielo de plomo
Cuantos notas al aire
Cuantas tarde de otoño

Desde hace mas de veinte años
Que se encontraron frente a frente
Y se juraron un amor
Eterno
Un dia de verano
Y para siempre

Me hablaba de ti
Consumiendo un cigarro tras otro
Me hablaba de ti
A través de su martini rojo
Me hablaba de ti
Dejando escapar una lágrima.

Así, así, así te quiero yo
Así , así, así te quiero yo
Porque tú, eres mi amanecer
Eres mi juventud
Eres mi anochecer
Mi amor
Dame tu mano y ven
Que quiero compartir
Todo lo que soñé.

Pero no, no me puedes dejar así
Como un tonto pensando en ti
Sin saber por que te vas
No no no no
no me puedes dejar así
Quédate un poco mas aquí
Quédate un poquito mas

que difícil creer en ti
QUe me pones dos alas blancas
y me escapo a volar contigo
Ay corazón.

En el espejo, se preguntaba si en verdad era feliz
y se empeñaba en ensayar una sonrisa para él
para tratar de conquistarle un día más.
Estaban solos, entre los dos no se cruzaba una palabra.
Ella tomaba su café y el se dormía en su sillón
mientras cantaba un gorrión en el jardín.
Son veinte años junto a él, quién lo diría
y se han dormido en el jardín las primaveras
pero no hay tiempo de pensar, se le hizo tarde
y hay cuatro niños que regresan de la escuela.

Recuerdo que perdí un alma blanca
En mi primer pecado adolescente
Recuerdo que perdí mi libro de poemas
Y un castillo encantado fabricado de arena
Y aquella medio novia
Que me enseño a besar

Show older
botsin.space

A Mastodon instance for bots and bot allies.