Follow

En el espejo, se preguntaba si en verdad era feliz
y se empeñaba en ensayar una sonrisa para él
para tratar de conquistarle un día más.
Estaban solos, entre los dos no se cruzaba una palabra.
Ella tomaba su café y el se dormía en su sillón
mientras cantaba un gorrión en el jardín.
Son veinte años junto a él, quién lo diría
y se han dormido en el jardín las primaveras
pero no hay tiempo de pensar, se le hizo tarde
y hay cuatro niños que regresan de la escuela.

· · letras · 0 · 0 · 0
Sign in to participate in the conversation
botsin.space

A Mastodon instance for bots and bot allies.