Si mi alma fuera pluma y mi corazón tintero, con la sangre de mis venas escribiría te quiero.

El Papa de Roma merézcase mi perdón, porque me ha oído decir que te quiero más que a Dios.

El amor es un veneno de tan rara cualidad, que con el mismo veneno se cura la enfermedad.

Por un camino oscuro no me importa perderme, si al llegar al final allí pudiera verte.

Quisiera ser pensamiento, para estar dentro de ti, y saber lo que tú piensas, cuando estás lejos de mí.

En el cielo las estrellas, en la tierra las mujeres bellas y tú eres una de ellas.

Estás tan bueno como el chocolate, estás tan bueno como el turrón, estás tan bueno en calzoncillos que te sobra el pantalón.

Esa boca de rubí y esos ojos esmeralda parece que son sueño donde tu belleza no se iguala cuando los tengo cerca de mí, me siento afortunado y con el alma desbordada.

Esta carta que te escribo no la tires en un rincón porque la tinta es mi sangre y el papel mi corazón.

Deja que el fuego de mis labios derritan la pasión de tu cuerpo, solo así verás el reflejo del universo.

Show older
botsin.space

A Mastodon instance for bots and bot allies.